LA ESCALERA

7

20 mayo, 2013 por DAVID

Hay que subir la escalera peldaño a peldaño. En el camino perderás a algunas personas pero también encontrarás a otras y, sobre todo, durante el ascenso, no te olvides de encontrarte a ti mismo.
Vamos por la vida andando, corriendo, moviéndonos de un lado para otro, sin tiempo apenas para digerir lo que hacemos, sin saber bien hacia donde nos lleva nuestro Camino de Vida, dejándonos arrastrar por el sinfín de experiencias que a diario nos devoran, sin tiempo para ser conscientes del ahora, de lo que tenemos y de las personas que nos rodean.
Seguimos inmersos en rutinas que nos envuelven y que nos impiden ver lo que tenemos delante, seguimos absortos en la selva voraz que nos engulle con sus exigencias cotidianas sin reparar que al otro lado un prado verde esta esperándonos que lo disfrutemos, con sus sonidos, aromas y emociones que están ahí y no vemos.
images

 

 

 

 

 

Sólo tenemos que tocar la tecla del “pause” para darnos cuenta en qué escalón de la escalera de nuestra vida estamos situados, y hasta dónde somos capaces de subir. Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. Cada peldaño que decidimos ascender es un paso adelante, significan experiencias de amor, vida, salud, trabajo y un trillón de cosas más que cada uno de nosotros vamos construyendo con nuestros acontecimientos.
Los cimientos de nuestra particular escalera van forjando y diseñando cada día qué tipo necesitamos para acceder a las diferentes alturas de nuestras vidas que nosotros mismos nos imponemos, o nos vienen dadas. La dureza que la vida nos marca en su recorrido nos hace utilizar una escalera firme, capaz de aguantar el peso de la pena impuesta por dicha experiencia, pero nuestra capacidad para soportar ese imprevisto hace que ésta sea de caracol enroscada e inaccesible. Otras veces utilizamos los tramos de nuestro camino sirviéndonos de los descansos que nos ofrecen para reposar, pensar o moderar nuestro ritmo y coger fuerzas para de nuevo, emprender la caminata ascendente hasta el final de ella.
Utilizamos atajos en nuestras situaciones del día a día, y para escapar y huir podemos servirnos nada mejor que de una escalera de incendios, salida ocurrente al problema que nos persigue, pero los peldaños de nuestro camino siguen esperándonos… hay que afrontarlos, hay que subirlos. Nos podemos ayudar de una barandilla, que nos aportará estabilidad. Dejarnos ayudar en nuestro camino por los demás o por los conocimientos adquiridos, nos dará agilidad en nuestro ascenso. Podemos acomodar con una moqueta los peldaños de nuestra escalera para amortiguar el paso de cada pisada, y así hacer más cómodo nuestro tránsito hacia nuestro destino y hacer más cómoda la subida.

Así es nuestra vida: una infinita escalera donde estarás con las personas que estén en el mismo nivel que tú. Y si alguien cambia, la estructura se acomoda.
Me costó mucho soltarme, aun después la fuerte pérdida de mi madre, seguí mirando hacia atrás, esperando un milagro. Y el milagro apareció. Pero no de la manera en que yo hubiera supuesto. Apareció bajo otros nombres, otros cuerpos, otras actividades. Perdí a una madre, pero esa experiencia me ofreció la oportunidad de tener más de lo que jamás hubiera imaginado, algo no material, no tangible: una perspectiva, muchas esperanzas… para darme cuenta de que ahora, lo que tengo en este momento de mi vida, no lo hubiera podido ni soñar hace unos cuantos meses.
Cada pérdida, cada cosa que sale es porque así tiene que ser. Déjalas ir, y prepárate para todo lo bueno que viene a tu vida. Tú sigue avanzando y confía porque esta escalera es mágica y si no me crees, por qué no lo compruebas por ti mismo/a.

AHORA PODEMOS ENTENDER PORQUÉ NOS ENCONTRAMOS CON DIFERENTES PERSONAS EN LA VIDA Y PORQUÉ OTRAS SE QUEDAN ATRÁS.

Sigue subiendo….

Anuncios

7 pensamientos en “LA ESCALERA

  1. chelo dice:

    me gusta tu reflexión…. de las bonitas cosas que nos suceden nos alegramos…. y de las malas experiencias tenemos que aprender a mirar hacia delante… subir peldaños con más ánimo….

    Me gusta

  2. cintia dice:

    David, me alegra tu comentario de hoy,, y creo que compartimos muchos peldaños de nuestras escaleras que un día se cruzaron,.. en mi vida hay algunos peldaños que me gustaría esquivar y no creo en que se valore más aquellos que se tienen que subir con esfuerzo, ni que nuestra escalera se fortalezca con la pena y el sufrimiento de algunas experiencias. Prefiero tomar atajos para evitar en este camino los malos tragos….
    Besitos

    Me gusta

  3. toni dice:

    No creo en los tránsitos unidireccionales. A parte que a veces crees que subes y estás bajando y viceversa. No siempre se asciende ni existen escaleras de incendio, incluso a menudo ni siquiera es visible esa escalera mágica que con virtuosidad describes. De todos modos toquemos el botón de pausa y alcemos la mirada hacia el infinito una vez más…

    Me gusta

  4. toni dice:

    No creo en los transitos unidireccionales. A parte que a veces crees q subes y estas bajando y viceversa. No siempre se asciende ni existen escaleras de incendio y no siempre es visible esa escalera mágica que con tanta destreza describes. De todos modos toquemos el botón de pausa y alcemos la mirada hacia el infinito una vez más…

    Me gusta

  5. ángeles córodba dice:

    Otra vez yo, estaba pensando que me gusta mucho cuando hablas directamente de tu experiencia y en primera persona…ahí siento que puedo conectar contigo mucho personalizas tu “relato” y lo hace vital!
    gracias por compartirlo!!!!
    ángeles

    Me gusta

  6. ángeles córodba dice:

    Hola David,

    tras leer tu nueva entrada (me ha gustado mucho y me ha hecho reflexionar!!!!) he leído un cuento que aunque en apariencia no tiene que ver el uno con el otro, a los textos me refiero, yo los he vivido como complementos. Ahí va:
    http://psicomont.blogspot.com.es/2013/05/cuento-bambu-japones.html?goback=%2Egde_3674749_member_242288960

    un beso,

    ángeles

    Me gusta

  7. Andreu Gil Bernier dice:

    Hola David! Que cierto todo lo que dices! A veces parece que los escalones de nuestro ascenso se acortan, se alargan, se hacen mas altos o mas planos, se llenan de ruido, multitud, soledad, silencio, alegría, tristeza, indiferencia… instantes que no se repetirán. Es muy importante, en algunos momentos mas que en otros, ser consciente de uno mismo y tomar perspectiva para ver dónde y cómo estamos, por si se nos antoja mejorarlo… un abrazo. 😀

    Me gusta

Deja tu opinión o comentario te contestaré lo antes posible

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 205 seguidores

David Córdoba

https://www.dropbox.com/lightbox/home/David

Comercial y aprendiz de escritor

Contácta conmigo

Gracias por visitarme y compartir tus inquietudes y opiniones conmigo davidcordobamurcia@gmail.com

Entradas recientes

Archivos

Estadísticas del blog

  • 42,001 visitas
Ampa Escola Joan Ardèvol

Associació de Mares i Pares de l'Escola Pública Joan Ardèvol de Cambrils

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Ferran Lugo Monforte

Consultas en Barcelona y Palma de Mallorca...

Escuela de felicidad

El blog de Rafael Santandreu (santandreu@yahoo.com)

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Hadassa Khan

amante de la vida...

Mundo libre

La poesía es la casa del ser.

esteesmimodo

Mi expresión... i´m on my way...

Luishernandomonsalve's Blog

Just another WordPress.com weblog

Lunita Llena

Delia Luna

MINDFULNESS, TARRAGONA

Inspira, espira. Vive.

Psicoterapia y Crecimiento personal

Blog sobre psicoterapia y crecimiento personal

A %d blogueros les gusta esto: